Hace unos días nos vimos obligados a asumir lo insignificante que somos ante las grandes empresas. Banco Santander realizó una ampliación de capital por el 10% de su valor bursátil total para cumplir con un ratio de capital, diluyendo en la misma medida el valor de las acciones de los inversores minoritarios a los que además se les prohibió "de facto" acudir a la ampliación de capital.

La ampliación fue hecha por un sistema profundamente antidemocrático que ha excluido a los inversores que no fueron invitados a la ampliación de "circulo cerrado". Fue una operación relámpago completada en apenas horas.

Después de una jornada de suspensión de la cotización, al comenzar a negociarse la acción el 8 de enero, el precio del Santander cayó un 14%, arruinando a varios. Los ejecutivos fueron maldecidos en muchos foros.

Pero a nosotros nos interesa un poco menos la política empresarial y mucho más el precio, por lo que hemos escrito un extenso artículo que te invitamos a leer, con gráficos, análisis y objetivos del precio de la acción de Banco Santander.

Esperamos te guste.